miércoles, 25 de mayo de 2011

Cuántas veces nos salvó el pudormis ganas de 
siempre buscarte pedacito de amor delirante .
Colgado de tu cuello un sábado de lluvia
a las 5 de la tarde .
Sabe Dios cómo me cuesta dejarte y te miro 

mientras duermes más no voy a despertarte .
Es que hoy se me agotó la esperanza ,
Porque con lo que nos queda de nosotros 

ya no alcanza .
Eres lo que más he querido en la vida
Lo que más he querido
Cuántas veces quise hacerlo bien
Y pequé por hablar demasiado

No saber dónde, cómo ni cuándo .
Todos estos años caminando juntos
ahora no parecen tantos

soy una mujer en el mundo
Que hizo todo lo que pudo
No te olvides ni un segundo .

No hay comentarios:

Publicar un comentario